Pastor Alemán

El pastor alemán, también llamado “ovejero alemán” es una raza canina proveniente de Alemania. Es seleccionado para labores de vigilancia, perro guía (personas que no pueden ver) o perro policía, entre otras.

Es un perro obediente, fuerte e inteligente.

Procedencia:

Procedente de Alemania a finales del siglo XIX, cuando se inició un programa de crianza para guarda y protección de los rebaños de carneros en contra de los lobos.

Utilizado como perro rastreador en la Segunda Guerra Mundial por el ejército alemán. Consiguiendo la admiración y el respeto.

Cuidados:

Es un animal que le gusta estar en forma, le favorecen mucho las salidas a la playa, el campo (sitios donde pueda correr libremente y sin riesgo) el sentirse libre de vez en cuando es importante para este perro, manteniendo así su cordura psíquica.

A partir de los 3 meses de vida se le puede realizar su primer baño con jabón neutro en un sitio acogedor, para que no pase frío.

Evitar darle de comer en exceso ya que posee un gran apetito y puede padecer problemas gástricos. Cepillarlo a diario para un pelaje saludable. Llevarlo al veterinario al menos una vez al año para una exploración general.

Características:

Colores: negro, negro con bordes café, rojizos y negro, sable.
Altura a la cruz (punto más alto del omoplato): entre 60 y 65 cm el macho y   de unos 55 a 60 cm la hembra.
Peso: el macho unos 30 y 40 kg, y la hembra entre 22 y 32 kg
Esperanza de vida: 10 a 13 años

Nota: los pastores alemanes son buenos compañeros de los niños, pero a veces no saben medir su fuerza.

Pastor Alemán
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Esta página web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Revisa la política de privacidad más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar