El Beagle

El Beagle es un perro pequeño, compacto y fuerte. Estos animales son compañeros activos tanto para niños como para adultos. Son alegres y les gusta divertirse, a la vez que pueden ser obstinados y requieren paciencia para el dueño. Es un gran rastreador gracias a su potente olfato.

Procedencia

Todavía no se conoce el origen de su nombre. Se cree que puede haberse derivado de la palabra francesa bégueule (remilgado) o de la palabra inglesa beag (pequeño). Otros piensan que puede haber venido de la palabra francesa beugler, que significa bramido, o la palabra alemana begele, que significa regañar.

La historia de la raza también es compleja porque las razas actuales no se desarrollaron hasta el siglo XIX. Documentos griegos del 400 aC describen perros parecidos a los Beagle, y los romanos pueden haber traído pequeños perros de caza de conejos con ellos a Inglaterra y criarlos con los perros locales. Según los informes, William el Conquistador trajo perros de Talbot (ahora extintos) a Inglaterra durante la conquista normanda en 1066. Se cree que estos perros son los antepasados ​​del Beagle.

Durante los reinados de Eduardo II (1307 – 1327) y Enrique VII (1485 – 1509), los sabuesos extremadamente pequeños, llamados Glove Beagles, fueron populares. Según los informes, eran lo suficientemente pequeños como para sostenerlos en una mano. Elizabeth I (1533 – 1603) mantuvo Pocket Beagles que tenían unos 23 cm de alto.

Estos pequeños perros fueron representados en pinturas con patas cortas y nariz puntiaguda. Fueron utilizados para cazar, pero rápidamente cayeron en desgracia porque no eran muy rápidos.

Los granjeros en Inglaterra, Irlanda y Gales que continuaron guardando perros para cazar conejos y liebres, evitando así la extinción de la raza. A mediados de la década de 1800, el Reverendo Phillip Honeywood estableció una camada de Beagles en Essex (Inglaterra). Se cree que estos perros son los antepasados ​​del Beagle moderno. Los criadores estadounidenses comenzaron a importar beagles de Inglaterra para mejorar la apariencia de sus propios perros. Muchas de las importaciones inglesas fueron criadas a una altura promedio de 15 a 17 pulgadas en el hombro para poder cazar zorros.

Cuidados

Este perro necesita un patio cercado. Es un vagabundo por naturaleza, por lo que en caso de fuga, algo característico en los Beagles, intente que lleve un dispositivo de geolocalización para poder dar con su paradero. Cualquier aroma que le llame la atención será motivo para que salga en su busqueda.

Como todos los perros, los Beagles se benefician del entrenamiento. La mayoría de los Beagles están más que felices de hacer cualquier cosa por un sabroso manjar. Los Beagles jóvenes están llenos de energía y necesitan bastante entretenimiento. Les encanta ir a caminar con su familia y correr por el campo, si ve alguna liebre es posible que se abalance hacia ella. No ejercitarlos con intensidad hasta que tengan 18 meses como mínimo.

A partir de la madurez el Beagle puede volverse perezoso, no saliendo mucho afuera, levantarse para comer o hacer sus necesidades. Es una raza propensa a la obesidad, no dejes que esto suceda, procura que haga ejercicio diario y no coma en exceso.

Características

Esperanza de vida: 12 a 15 años
Carácter: Apacible, Amistoso, Excitable, Inteligente
Colores: Limón y blanco, Chocolate tricolor, Marrón y blanco, Blanco y naranja, Blanco y tostado.
Peso y Altura:
– Macho: 10–11 kg, y Hembra: 9–10 kg
– Macho: 36–41 cm y Hembra: 33–38 cm

Nota: El Beagle originalmente fue criado como un sabueso para rastrear pequeños animales, principalmente conejos y liebres.

Deja un comentario

Esta página web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Revisa la política de privacidad más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar